SANTIAGO.- La fiscal de Santiago, Luisa Liranzo fue dada de alta a media mañana de este lunes.

La funcionaria judicial, quien estuvo interna en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS) luego que la noche del sábado resultara herida de tres perdigones en el rostro, cuando un vigilante que cuidaba una tarima del carnaval, en el área monumental, se le escapó un disparo.

Miguel Coste, vocero de ese centro asistencial, dijo que a la funcionaria judicial le practicaron una cirugía menor para retirarle las municiones. Los médicos que atendieron a la fiscal son Diosnely Liriano, Manuel Santos y Asiris Mera.

“Se le hizo una cirugía mínima y fue dada de alta este lunes”, precisó Coste. Los médicos recomendaron reposo por varios días.

Mientras esté fuera de la fiscalía, sus funciones serán desempeñadas por Aura Luz García, directora técnica del Ministerio Público en este municipio.

Esta mañana del lunes, el coronel Damián Arias Matos identificó como Fernandito Buret Abad, de 23 años, el vigilante privado a quien se le escapó el disparo, el que se encuentra bajo investigación para ser sometido a la justicia.

Arias Matos dijo que, además de la fiscal Liranzo, fue alcanzado con perdigones el camarero Marino Escaño Rosa, quien presenta múltiples heridas. Escaño Rosa se encuentra ingresado en un centro de salud privada.