¿Disfrutas tomar un poco de Sol cuando vas a la playa? Prepárate para pagar un alto precio, aunque no me refiero al dinero que invertiste en tus vacaciones, sino a los impuestos que te cobrará María Ángeles Durán, una española que desde 2010 dice haber reclamado los derechos de propiedad de nuestro astro rey —sí, en verdad sucedió—. Esta prodigio de los negocios cósmicos lleva varios años tratando de vender pedazos de la superficie solar en su sitio web, pero hasta hace poco tiempo buscó expandir su alcance a eBay. Gran error, pues los dueños de la tienda en línea reconocieron que se trataba de un fraude y cancelaron todas las ventas involucradas.

La dueña del Sol, presumiendo su título de propiedad notariado

Enojada por la «injusticia», la mujer acudió a las autoridades para saldar cuentas y como era de esperarse, inició un proceso legal contra eBay, con la intención de exigir una retribución justa (€10,000 EUR). Lo más sorprendente —¡y ridículo!— es que un magistrado en Madrid reconoció que Durán tiene derecho de demandar y eso significa que el gobierno español está obligado a respaldar el caso, si es que llega a territorio estadounidense. Por supuesto, nadie ha dicho a María que nuestra estrella —o cualquier otra— es el peor lugar para trabajar con bienes raíces, muy al margen del tema de la energía. Lo irónico es que mucha gente estaba cayendo en la trampa, pues eBay registró 600 órdenes de compra, con un valor equivalente a €1200 EUR.