NEPAL. Numerosos edificios destruidos y centenares de muertos se reportan en Nepal, luego de que un sismo de magnitud 7,9 sacudiera el centro del país.

Un portavoz de la policía le dijo a la BBC que ya se había confirmado la muerte de al menos 565 personas, pero la cifra podría aumentar.

El terremoto tuvo su epicentro entre la capital, Katmandú, y la ciudad de Pokhara, la segunda más grande del país.

Pero la sacudida se sintió también en la vecina India, donde se reportaron 13 víctimas faltales, e incluso en Pakistán y Bangladesh. Numerosos edificios colapsaron en la capital, Katmandú.

Los antiguos templos resultaron particularmente afectados. Las autoridades nepalíes calificaron los daños de severos y dijeron que los mismos no se limitaban a la zona del epicentro.

«Vamos a necesitar del apoyo de varias agencias internacionales con más experiencia para atender el tipo de emergencia que estamos enfrentando», le dijo a la BBC el ministro de Información, Minendra Rija.

En Katmandú, varios edificios –incluyendo la emblemática torre Dharahara– fueron reducidos a escombros, atrapando a numerosas personas.

Decenas de heridos también están siendo atendidos en el principal hospital de la capital.

La torre Dharahara, de varios pisos de altura, resultó completamente destruida. Numerosas personas quedaron atrapadas bajo los escombros.

La radio local le está recomendando a la gente permanecer en la calle debido a las posibilidad de réplicas.
La sacudida también provocó avalanchas en el Monte Everest, causando la muerte de varios escaladores.

Hay centenares de víctimas fatales y la cifra sigue creciendo.