SANTO DOMINGO.  El vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas (CREES) calificó como un mero ejercicio de optimismo los datos suministrados por el Banco Central en torno al comportamiento de la inflación del pasado año.

Sin embargo, el economista Ernesto Selman admitió que la economía tuvo un robusto crecimiento, no solo el más alto de la región sino probablemente superior a cualquier economía del mundo.

Sobre lo  externado por el Banco Central  de que la inflación del pasado año apenas fue de 1.58 por ciento dijo que eso resulta cuesta arriba.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, Selman dijo que no se concibe que la inflación de República Dominicana tuviera un comportamiento inferior a los países de economía dolarizada.

Agregó que los países de la región como Panamá, Ecuador y El salvador que utilizan el dólar norteamericano como su signo monetario, tuvieron en promedio una inflación de 2.28 por ciento.

“Creo que en lo referente a la inflación es muy optimista decir que tres países de economía dolarizada tuvieron una inflación del alrededor del 50 por ciento por encima de la que se registró en la República Dominicana, pese a la reducción que ha experimentado el precio del petróleo sobre todo en los últimos dos meses”, afirmó el vicepresidente ejecutivo del CREES.

Sostuvo que además eso no es lo que la población ha sentido y manifiesta cuando adquiere bienes y servicios, porque ni siquiera la reducción del carburante se ha reflejado en la economía en sentido general.

En cuanto al crecimiento del Producto Interno Bruto, el profesional de la economía dijo que aunque no está seguro que haya sido superior al siete por ciento, como ha dicho el Banco Central, sin embargo el mismo fue robusto aunque aclaró que hay que compararlo con el del 2013 que fue un año de un débil crecimiento económico.

Ernesto Selman también explicó que la estabilidad que exhibe la economía dominicana se mantiene por el gasto excesivo que se financia con un alto y continuo endeudamiento.
Dijo que contrario a lo que se puede creer las exportaciones se redujeron en un 9.4 por ciento, cuando se excluyen el oro, la plata y el sector de zonas franca. Selman dice empleo solo creció en el motoconcho y salones de belleza

En cuanto a las cifras del desempleo suministrada por el Banco Central, Ernesto Selman dijo que también es un exceso de optimismo por parte de las autoridades de esa institución.

Dijo que resulta cuesta arriba que se afirme que el país tiene un nivel de desempleo por encima de economías como la de Alemania y Australia, y que en ese renglón marcha a la par con Estados Unidos y el Reino Unido.

“Cuando vamos a ver cuáles son los empleos que se están generando, vemos que es en el sector informal y algunos servicios que lo catalogan dentro de otros, y estos son más bien empleos informales, salones de belleza, transporte informal o motoconcho”, precisó el vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas.

Dijo que hurgando en las cifras se puede establecer que desde el año 2000 hasta la fecha el empleo informal ha duplicado el empleo formal, y que de este último su crecimiento ha estado en el sector público que ha aportado el 80 por ciento de los puestos de trabajo formales que se han creado en el país.

Selman dijo que se debe revisar el modelo económico que se está aplicando debido a que los empleos que se están generando no están repercutiendo en unos niveles de vida adecuados para los dominicanos, principalmente para la clase trabajadora

El economista Ernesto Selman estimó en unos diez mil millones de pesos los ingresos que obtendrá el gobierno al no traspasar a los combustibles la reducción que experimenta el precio del barril del petróleo en el mercado internacional.

El vicepresidente ejecutivo de la CREES vaticinó que no se vislumbra por el momento una reducción de los precios del carburante y adelantó que el mismo se mantendrá entre una banda de 45 a 60 dólares el barril.

Explicó que debido a la alta producción del crudo y gas natural en Estados Unidos en los últimos cuatro años, muchos analistas están vaticinando la “muerte del petróleo” en el largo plazo, específicamente para los próximos diez años.

Dijo que ciertamente como lo ha expresado la gente, la reducción en los precios del petróleo no ha impactado en los bienes y servicios que consume la población.

“Mientras no se traduzcan a los combustibles la reducción que experimenta el petróleo en el mercado internacional, el gobierno está obteniendo unos ingresos extraordinario que no tenía contemplado, y eso podría ser positivo desde el punto de vista fiscal, y eso podría ser unos diez mil millones de pesos, si se mantiene esa política de no traducir en todo la baja del precio del crudo a los combustibles”.

Agregó que lo más importante es ver cómo repercute en la economía en general la reducción de los precios de los carburantes, principalmente en los bienes y servicios de consumo masivo.