SANTO DOMINGO. Peligra la libertad de prensa en la República Dominicana. No es nada nuevo, desde un tiempo a esta parte, las amenazas contra reporteros y medios de comunicación es una constante que debería preocupar aún más a los ciudadanos, autoridades y a los líderes de opinión pública del país.

Las amenazas externadas ayer en la provincia La Altagracia contra un reportero gráfico y una periodista del periódico El Día muestran claramente una voluntad de cercenar uno de los derechos fundamentales de la democracia y la convivencia: la libertad de reportar información sobre asuntos de interés general.

Estemos alerta. Se acerca el lobo y amenaza con devorarnos.