ATENAS. Un pasajero muerto y 165 rescatados con vida es el balance provisional de la amplia operación de salvamento del transbordador italiano «Norman Atlantic», incendiado esta mañana entre Grecia e Italia, que se ha desarrollado a lo largo de todo el día en condiciones climatológicas sumamente adversas.

Hacia las 17.00 GMT, Italia y Albania informaban casi simultáneamente del hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre, de nacionalidad griega, por parte del buque albanés «Butrinti», muerto aparentemente en un intento de salvarse lanzándose al mar.

Con vientos de hasta fuerza 10 en la escala de Beaufort, potentes lluvias y hasta granizo las tareas de salvamento de las 478 personas a bordo de este ferri italiano, fletado por la compañía naviera griega «ANEK» se han desarrollado muy lentamente a lo largo de toda la jornada.

Algunos helicópteros o botes salvavidas que intentaron rescatar a pasajeros tuvieron que interrumpir su operación debido a los vientos huracanados.

Mientras tanto, las autoridades italianas han logrado acoplar el gancho de un remolcador a la proa del barco para evitar que el fuerte viento y la lluvia lo desplacen por el mar durante la noche.

Según confirmaron el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y la ministra de Defensa, Roberta Pinotti, las operaciones de estabilización y de remolque del transbordador comenzarán en las próximas horas.

El «Norman Atlantic» está a pocas millas de las costas albanesas hacia donde ha sido impulsado por el fuerte viento.

Las escenas a bordo eran dramáticas, como fueron explicando a los medios griegos algunos de los pasajeros rescatados o desde el propio barco a través de sus móviles.

«Había mucho humo y nos dijeron que saliéramos a cubierta. Luego lanzaron un bote salvavidas y nos metimos en él. El mar estaba muy agitado, pero conseguimos acercarnos en el bote hasta un barco que nos recogió con redes», declaró tras su rescate un pasajero llamado Jristos a la radio privada SKAI.

Desde el mismo ferri, Rania Fyreu, otra de las pasajeras, señaló que a bordo se encuentran «muchos ancianos y niños».

«Nos hemos acercado unos a otros para no tener frío», añadió Fyreu a la cadena de televisión privada MEGA.

El fuego en la embarcación se había declarado, por motivos todavía desconocidos, en el garaje, donde había 222 vehículos.

El siniestro ocurrió en torno a las 02.00 GMT cuando se encontraba a 45 millas náuticas al noroeste de la isla de Corfú y a 22 millas de la costa italiana.