El alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez, solicitó al Concejo de Regidores del Ayuntamiento la declaración del municipio en Estado de Emergencia, con el propósito de ejecutar de inmediato y con el acompañamiento técnico del PNUD las grandes  medidas que se necesitan para enfrentar y resolver el problema de la basura.
Al participar junto al presidente Luis Abinader del Consejo de Ministros dedicado por primera vez a las prioridades de un municipio, Jiménez explicó al mandatario, a sus altos funcionarios y a los invitados especiales  que desde diciembre pasado el Concejo de Regidores tiene en sus manos el pliego de condiciones diseñado junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para   contratar una empresa moderna y eficiente que recoja la basura en la zona más grande y poblada de la ciudad, la circunscripción 3.
“Tenemos el plan y los recursos. Solo necesitamos que los regidores de nuestro partido y de la oposición estudien el pliego, lo debatan y declaren el Estado de Emergencia por el problema de la basura, en el marco de un proceso transparente y vigilado por organismos internacionales”, declaró Manuel Jiménez, quien se mostró convencido de que el servicio de recogida de desechos sólidos puede ofrecerse erradicando los cuestionables negocios que históricamente han estado vinculados a este tema.
Según el plan expuesto por el edil, en lo inmediato las autoridades de Santo Domingo Este pretende instalar en la ciudad un modelo mixto de recogida de desechos sólidos, asumiendo directamente la responsabilidad de la recogida en algunas zonas y contratando solamente empresas de alto rendimiento y eficiencia en otras áreas.
GRANDES PROYECTOS:
Manuel Jiménez presentó al presidente Abinader y a sus ministros una lista de los proyectos y obras más importantes y urgentes de la ciudad que requieren la colaboración del Gobierno. Estos proyectos son: la construcción de un transfer o estación de transferencia de desechos sólidos moderna y