BUENOS AIRES. La jura se realizó en el Congreso, en una ceremonia a la que no asistió la presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner, abiertamente enfrentada con su sucesor.
Tampoco estuvieron presentes los principales representantes del gobierno kirchnerista, que estuvo en el poder durante 12 años, desde 2003.

Quien sí participó de la ceremonia fue el ex rival de Macri en la carrera presidencial, el saliente gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien fue derrotado por un escaso márgen de menos de tres puntos en la segunda vuelta electoral, disputada el pasado 22 de noviembre.

El nuevo presidente prometió trabajar para todos.

En un discurso tras la jura, Macri, líder de la alianza de centro-derecha Cambiemos, prometió el comienzo de una nueva era política.

«Se viene un tiempo nuevo, el tiempo del diálogo, del respeto y del trabajo en equipo», afirmó.

Su partido, Propuesta Republicana (Pro) nació en 2003 y es el primero tras el regreso de la democracia que no proviene de los clásicos partidos políticos argentinos: el peronismo y el radicalismo.

En su discurso, el nuevo mandatario marcó tres ejes de su gobierno: reducir la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos.

BBC.COM