SANTO DOMINGO.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán,  dijo esta tarde que el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito,  le ocasiona daños al sistema de justicia, por entender que con sus actitudes y sus declaraciones evidencia que no tiene fe en la justicia dominicana.

Afirmó que el máximo representante del Ministerio Público ha desconocido que participó como parte en los procesos que le han servido de causa para provocar sus irreflexiones públicas. Manifestó que Domínguez Brito  ha desconocido que en un proceso quien pierde en una instancia solo le está permitido impugnar la decisión adoptada mediante el recurso correspondiente.

Sostuvo que Domínguez Brito ha llegado al extremo de llamar a una desobediencia civil contra el Poder Judicial, “actitud con la cual niega la esencialidad de su función y desconoce que forma parte de la institucionalidad judicial y de uno de los poderes del Estado”.

Agregó que el Procurador ha llevado los procesos que han  motivado sus declaraciones, primero a los medios de comunicación y después a la jurisdicción, y los recursos en contra de las decisiones, los ventiló en la opinión pública antes de presentarlos a la segunda instancia.

“Actitud totalmente inapropiada a la naturaleza de la función que desempeña por mandato de la Constitución y las leyes”, expresó.

“Quien ofrece al país estas declaraciones ha sido sumamente prudente ante acontecimientos que han manchado la toga de diversos representantes del ministerio público, porque reconoce que un solo acto de un funcionario no define la historia ni el futuro de la institución a la cual pertenece y menos aún en el caso del poder judicial en el cual una decisión solo es atacable mediante el condigno recurso”, sostuvo.

Germán agregó que ha sido incapaz de pedir la renuncia del Procurador y llamar a protestas públicas en contra de determinados miembros del Ministerio Público por la comisión de actos impropios como son aquellos que los ligan a las drogas.

Afirmó que la actitud del Procurador ha sido inmadura, irreflexiva, irrespetuosa “y propia del populismo judicial que lo caracteriza, cuando de él esperábamos otras actitudes y declaraciones”.

“Al pueblo dominicano que tenga fe y seguridad. Nosotros no le hemos fallado ni le fallaremos. El Poder Judicial no está en crisis”