Santo Domingo.-La razón por la que más de 80 embajadores y cónsules no han hecho sus declaración jurada de bienes ha sido por una confusión del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El canciller Andrés Navarro explicó que los empleados de esa institución no tuvieron la intención de violentar la Ley 311-14, por lo que como ministro, dijo, le corresponde asumir el error.

El fallo estuvo en una mala información por parte del Ministerio que les comunicó a los que estaban en función que no tenían que hacer declaración porque no  tenía efecto de irretroactividad. “Posteriormente aclarada la  situación con la Cámara de Cuentas se les envió la  comunicación de que debía presentar su declaración jurada”, indicó.

Anunció que esa institución hará los aprestos necesarios para contribuir a que los funcionarios   que no han declarado lo hagan en el menor tiempo posible.

 

Navarro se reunió con la presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelot Marte de Barrio con quien abordó el tema y se comprometió a dar respuesta inmediata a la situación que envuelva a los funcionarios de la Cancillería.

 

Dijo que ha instruido al departamento de recursos humano y a la consultoría Jurídica de la institución para que contacten a todos los embajadores y cónsules para que procedan a la preparación y entrega de sus declaraciones juradas de bienes en el  menor tiempo posible.

 

También se reunió con el procurador general de la República Francisco Domínguez Brito para explicarle la confusión  institucional, afirmándole que los servidores que no han presentado  sus declaraciones  no pretendieron  violentar la norma.