Pietro Boselli tenía un secreto que no había contado a los estudiantes de ingeniería mecánica a los que daba clases de matemáticas en el Universty College de Londres hace un par de años. Hasta que uno de sus alumnos lo descubrió.

“Ese momento en el que te enteras de que tu profesor de matemáticas es un top model”, dijo el estudiante en su muro de Facebook junto a una imagen de Boselli, quien cuando no apuntaba complicadas fórmulas en la pizarra posaba ante las ceamas para firmas como Abercrombie &Fitch, siempre evitando que sus respetados colegas se enteraran de su otra carrera.