NUEVA YORK . El área de Estados Unidos que se extiende desde el norte de Nueva Jersey al sur de Maine (una franja de 402 kilómetros), y que incluye, entre otras, las ciudades de Nueva York y Boston, en la costa este del país, se prepara para una nevada de «posibles proporciones históricas», que podría dejar a última hora de este lunes y hasta el martes entre 60 y 90 centímetros de nieve, según las previsiones del Servicio Nacional de Meteorología.

La tormenta, incluye la posibilidad de vientos huracanados y fuertes lluvias, afectará el transporte de decenas de millones de personas. Las aerolíneas ya han cancelado unos 1.800 vuelos previstos para este lunes.

La numerosa comunidad dominicana en Nueva York se prepara para enfrentar la gran tormenta de nieve que azotará la ciudad. La mayoría vive en el sector de Washignton Heights.

Germanía Martínez de 68 años, 40 de ellos residiendo en Estados Unidos, no le teme a la tormenta. «Ya yo he visto mucha nieve caer. Usted se protege , se prepara, es como los ciclones en Santo Domingo, lo mismo» acota con su peculiar manera de hablar cibaeño.

Mientras, «Esta podría ser una tormenta como nunca hemos visto antes», ha dicho el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una rueda de prensa en la que ha explicado que la nevada podría ocupar el primer lugar de la lista de las 10 mayores tormentas que ha sufrido la ciudad. Ahora el »ranking’ lo encabeza una nevada que cayó en 1872. La última gran nevada fue entre el 11 y 12 de febrero del 2006, cuando cayeron 68 centímetros de nieve.

«No hay que subestimar esta tormenta. Hay que prepararse para lo peor», ha insistido el alcalde, que ha pedido a los habitantes de la ciudad y alrededores que adelanten la hora de salida de sus trabajos.