WASHINGTON. Estados Unidos y Cuba iniciaron este jueves en Washington su cuarta ronda de negociaciones para restablecer los lazos diplomáticos, en el primer encuentro de alto nivel desde la reunión entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro en la Cumbre de las Américas de Panamá en abril pasado.

Esta cuarta ronda se celebra en la sede del Departamento de Estado y está encabezada, como las anteriores, por la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

Por el momento, no está prevista ninguna declaración o conferencia de prensa al término de la reunión.

El Gobierno cubano dijo el lunes que hay un «contexto apropiado» para esta cita debido a la «justa decisión» de Obama de sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, que se hará efectiva el próximo 29 de mayo.

También apuntó a los progresos para que la Sección de Intereses de Cuba en Washington recupere los servicios bancarios, de los que carecía desde marzo de 2014.

El martes, una alto cargo estadounidense dijo en Washington que Cuba ya ha encontrado un banco para hacer sus operaciones en EEUU, y medios locales informaron después de que se trata del Stonegate, de Florida, pero el Gobierno cubano no ha confirmado por ahora esa información.