Vicepresidenta propone protocolo para intervenir huérfanos por la violencia intrafamiliar

Vicepresidenta propone protocolo para intervenir huérfanos por la violencia intrafamiliar

SANTO DOMINGO.- La Vicepresidenta de la República  Margarita Cedeño de Fernández, externó este jueves preocupación por los niños huérfanos como resultado de feminicidios y las secuelas psicológicas que en ellos genera la problemática, por lo que busca implementar junto a las instituciones protectoras de la niñez el “Protocolo de atención a niños, niñas y adolescentes huérfanos por violencia intrafamiliar”.

En ese sentido destacó el impacto que sobreviene en los niños víctimas de violencia intrafamiliar, al considerar que un menor abusado tiende a manifestar conductas negativas en el futuro y desde la adolescencia misma, por lo que trabaja en la socialización del manual con el objetivo de reforzarlo con las sugerencias de los órganos que trabajan el tema de niñez.

“Ahora la modalidad perversa es que el asesino mata a la madre, la asesina y además se suicida, entonces quedan los niños completamente huérfanos, por supuesto eso genera un problema muy grande para los niños, no solamente para las familias de acogida, para la familia ampliada, sino para ellos psicológicamente. El impacto que tiene en un niño  haber vivido esa situación, muchas veces desgraciadamente, haberla visto y verse desamparado, solo, triste y sin sus padres”, expresó la Vicemandataria.

La vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández encabezó el diálogo sobre el Protocolo de atención a niños, niñas y adolescentes huérfanos por violencia intrafamiliar, junto a la procuradora general adjunta para Asuntos de la Mujer, Raxanna Reyes, la directora general del programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI), Altagracia Suriel; la directora Técnica del Gabinete de Políticas Sociales, Rosa María Suarez; y de la Oficial de Protección Infantil de UNICEF, Elisa Frías.

La actividad se llevó a cabo en el Salón Verde del Palacio con la participaron, además,  de representantes del  Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI), la Coalición ONGs por la Infancia, y al menos 60 instituciones de la sociedad civil del país.

El protocolo es un instrumento eficaz que contribuirá a enfrentar la problemática de los infantes que quedan en situación de abandono fruto de la violencia intrafamiliar, con el propósito de organizar la intervención y de establecer mecanismos de referencia para abordar de forma apropiada y coordinada la protección de NNA.

 

Roles de las instituciones

La Vicepresidencia a través del programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI) trabajará con el Conani, bajo la coordinación del Ministerio Público, en la articulación de estrategias que permitan intervenir a los hijos de víctimas de violencia, en aras de que puedan desarrollarse en un ambiente favorable que garantice su pleno desarrollo.

A partir de la implementación de la herramienta de trabajo las instituciones participantes contarán con un instrumento que servirá de guía y de orientación sobre los diferentes pasos y procedimientos que deben darse, a fin de que la intervención a las familias se realice de una manera efectiva y coordinada.

El programa de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes Huérfanos por Violencia Intrafamiliar que desarrollan Prosoli, Conani, el Ministerio Público y otras instituciones pretende intervenir por lo menos a 300 NNA por año e integrarlos a la Red de Protección Social del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales.

 Asimismo Prosoli contempla impactar con intervenciones socioeducativas a 300 familias ampliadas o acogedoras de hijos de víctimas de violencia intrafamiliar. Además asume el compromiso de brindar acompañamiento sicológico y socioeducativo a través de atención y seguimiento personalizado, transferencias monetarias condicionadas y vinculadas a iniciativas de capacitación y generación de ingresos.

También se ofrecerá acompañamiento socio familiar y se vinculará a las familias con otras instancias del Gobierno y la sociedad civil que puedan incorporar a la población beneficiaria en sus programas y servicios.

En tanto, el Ministerio Público tiene la responsabilidad de tomar las medidas de resguardo del niño o niña entre familia ampliada o vecinos cercanos, notificar al tribunal correspondiente como responsable de homologar la familia sustituta y de tomar otras medidas de protección que considere pertinentes.

Mientras que Conani es el responsable de evaluar la situación del NNA a través de traslado a la familia que está asumiendo el resguardo, identifica y evalúa familiares o vecinos cercanos con condiciones para cuidar a los menores.

 

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas