CARACAS. Venezuela respondió este sábado con un masivo ejercicio cívico militar de guerra a la calificación de «amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior estadounidense» que el presidente de esa nación, Barack Obama, evaluó el lunes que reviste la situación interna del país caribeño.

«Unión cívico-militar para que nuestra tierra sagrada jamás sea tocada por la bota imperial. ¡Que viva Venezuela, carajo!», dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al felicitar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y al pueblo por los ejercicios conjuntos sabatinos realizados «para garantizar la soberanía y la paz» en el país.

El jefe de la FANB, general Vladimir Padrino López, también ministro de Defensa, cifró en 100 mil los participantes en el ejercicio aéreo, terrestre y marítimo, 80 mil soldados profesionales y de la Milicia Popular, y 20 mil «compatriotas del pueblo que se han sumado voluntariamente y que no son milicianos», destacó.

Además de la actividad castrense, la jornada incluyó marchas de soldados junto a obreros, especialmente por calles del populoso centro y barriadas del sector oeste de Caracas.

Comenta tu opinión

comentario...