LIBANO. La Fuerza Aérea atacó bases de Bashar al Assad en respuesta de los proyectiles arrojados el martes sobre territorio israelí. El grupo terrorista libanés lanzó un misil que impactó contra un vehículo de la FDI

Luego del lanzamiento de ataques contra objetivos en territorio sirio por parte de la fuerza aérea israelí en la madrugada de este miércoles, tras una jornada de mucha tensión en los Altos del Golán, un vehículo de las FDI fue atacado por un misil anti-tanque en la frontera con el Líbano por parte del grupo terrorista Hezbollah.

Medios de comunicación árabes informaron que el ejército israelí respondió con fuego de artillería en la aldea sureña libanesa de Kfar Shuba, según consigna The Jerusalem Post.

«Según informaciones preliminares, un vehículo militar fue alcanzado aparentemente por un misil antitanque en la zona de Har Dov (granjas de Shebaa)», informó el ejército en un comunicado en Twitter.

Según una fuente de seguridad, varias personas resultaron heridas por el disparo contra el vehículo militar, «acompañado de intensos disparos de corto alcance» contra sus ocupantes. Los soldados israelíes replicaron, alcanzando a blancos del otro lado de la frontera, añadió la fuente.

Otro ataque contra suelo israelí se produjo en la zona del monte Hermón, de donde fueron evacuados civiles y cerrado el paso al área.

«Más temprano, hoy (martes), cayeron cohetes sobre el Golán. En respuesta, el ejército israelí, poco después, atacó bases de artillería del ejército sirio», indicó una fuente militar israelí en las primeras horas de este miércoles.

«Aquellos que juegan con fuego se van a quemar los dedos», advirtió Netanyahu

«El ejército considera al gobierno sirio responsable de todos los ataques provenientes desde su territorio, y tomará todas las medidas necesarias para defender a los ciudadanos israelíes», precisó su vocero, Peter Lerner.

Al menos dos cohetes lanzados desde el Golán sirio cayeron en la zona de la meseta ocupada por Israel, que inmediatamente respondió con fuego de artillería, lo que provocó una fuerte tensión alrededor de la línea de demarcación.

Ninguna víctima fue constatada del lado israelí. Se ignora quién lanzó los cohetes desde Siria.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había advertido el martes que Israel está preparado para responder «con fuerza» y «que aquellos que juegan con fuego se van a quemar los dedos».

Comenta tu opinión

comentario...