Una peligrosa y renovada ola de atracos recorre la Zona Colonial y Gascue

SANTO DOMINGO. La Zona Colonial y el centro de Gascue -Santiago-Benito Monció-Cayetano Rodríguez-, se han convertido en los espacios urbanos predilectos para rateros y asaltantes a mano armada.

El pasado sábado en la noche , solo en la Zona Colonial, se registraron siete asaltos a mano armada a particulares y negocios del sector.

Casi a la misma hora, en torno a las 9 de la noche de ese mismo sábado 18 de julio, el administrador de un colmado en la calle Santiago de Gascue murió a balazos en manos de dos individuos que atracaron el establecimiento comercial. Uno de los dependientes fue herido de bala.

Anterior, el viernes en la noche , un motorista encañonó a dos personas que se despedían en un vehículo frente a la casa de uno de sus ocupantes. Gracias a la destreza del conductor que logró huir a tiempo, la tragedia no llegó a ninguno de sus hogares.

El domingo, una señora fue asaltada con un cuchillo por un individuo que le arrebató su cartera. En la cartera portaba 80 mil pesos y que iban a ser destinados a pagar un estudio médico de gran relevancia para su salud personal.

El hecho ocurrió en uno de los edificios de la calle Cayetano Rodríguez, próximo a la avenida José Contreras.

Pese a los frecuentes patrullajes en el sector, la ocurrencia de asaltos es el pan de cada día en el sector. No importa la hora, el delito vigila desde las sombras para segar vidas.

A todo esto, la solución al flagelo no está al doblar la esquina. Las autoridades lucen desbordadas y la delincuencia cobra vigor cada día que pasa.

El jefe de la Policía Nacional, general Manuel Castro Castillo, “victimiza” a la institución. Es lo que se infiere de unas declaraciones suyas vertidas ayer martes donde acusa a sectores de de propagar una campaña de descrédito en contra de la Policía. “Todo lo malo en el país es culpa de la Policía”, expresó durante la graduación de 1,800 nuevos agentes policiales.

Entonces…estamos solos y solo nos toca defendernos. Agudizar la paranoia en las calles y pedir a nuestros dioses que nunca nos pase nada.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas