La Fiscalía del Distrito Nacional informó que la red que alega presidía John Percival Matos y a la que le imputa asaltar varios bancos comerciales, planeaba secuestrar personalidades del sector político y artístico y que iniciaba los contactos para traficar drogas hacia Puerto Rico, de acuerdo a las investigaciones.
Anoche fue depositado el expediente por ante la Oficina de Atención Permanente, en el que solicita un año de prisión preventiva contra Brayan Peter Félix Paulino y otros tres implicados y que el caso sea declarado complejo.
En el pedimento también están incluidos el mayor del Ejército de República Dominicana Elvin Rodger Rodríguez, Reyvi David Corporán Adames (el mecánico) y Javier de Jesús Fernández Perelló (enlance entre el oficial y Percival).
La Fiscalía los acusa de asociación de malhechores, de traficar armas de fuego de alto calibre, asesinatos, tentativa de asesinato, robo agravado y violación a la Ley 631-16, entre otros delitos.
El expediente fue depositado a las 9:32 de la noche. Un gran hermetismo rodeó el momento de depositar el expediente, de modo que los periodistas no lograron ver quién lo realizó.
Hoy en la mañana, un juez podría conocer la solicitud de coerción.
La fiscal Yeni Berenice Reinoso interrogó nuevas vez a Brayan ayer por espacio de cuatro horas.
Chivo expiatorio. Ayer la hija del mayor del Ejército Elvin Rodger Rodríguez, quien es señalado como la persona que vendía las armas a la banda que asaltaba bancos, aseguró que a su padre lo utilizan como “chivo expiatorio”, y que no tiene nada que ver con eso.
No obstante, Mariel Rodger admitió que su padre ha tenido tratos de manera superficial con Javier Perelló, quien según la Policía era el supuesto contacto entre Brayan y el mayor para la compra de las armas.
“En mi casa no se le cierra las puertas a nadie, y al parecer no era una buena amistad”, expresó.

Según la Policía, Félix Paulino era el brazo operativo de la banda, que supuestamente dirigía el exteniente del Ejército John Emilio Percival Matos, muerto por agentes policiales, el 28 de diciembre en un supuesto enfrentamiento a tiros en Bonao.
Mariel dijo que es normal que su padre tenga armas porque es militar y les fueron asignadas.

Niega vendiera armas. En tanto, Rodger Rodríguez, negó ayer con la cabeza y las manos que le haya vendido las armas a la banda. El oficial estaba siendo interrogado desde el miércoles en la Dirección de Investigaciones Criminales, y fue trasladado pasadas las 11:00 de la mañana a la Fiscalía del Distrito Nacional.

Comenta tu opinión

comentario...