Samsung detiene su caída libre y confía en el Galaxy S6

Samsung registró en el período enero-marzo un beneficio neto de 4.63 billones de wones (3.960 millones de euros), lo que supone una caída interanual del 38.8%, informó este miércoles la empresa. El beneficio operativo de la multinacional surcoreana se contrajo un 29.6% en comparación con el mismo trimestre del año anterior hasta 5.98 billones de wones (5.120 millones de euros), según el informe de resultados presentado.

En lo relativo a las ventas, Samsung comercializó sus productos en todo el mundo por valor de 47.12 billones de wones (40.320 millones de euros), dato que supone una caída en términos interanuales del 12.2%. En relación con el periodo anterior octubre-diciembre, el beneficio neto del primer trimestre se redujo un 13.5% mientras el beneficio operativo creció un 13% y las ventas disminuyeron un 10.7%.

Samsung confió en recuperar la senda del crecimiento a partir del período abril-junio, según el informe de la compañía, tras varios trimestres de fuertes caídas en los beneficios y ventas, principalmente derivadas de la reducción de las ganancias en su unidad de telefonía móvil. Esta división, que acapara prácticamente la mitad de las ventas de Samsung Electronics, redujo éstas un 20.4% en términos interanuales.

El Galaxy S6, la clave

La firma tecnológica vio recortado en 2014 su beneficio operativo un 32% al caer la facturación en su negocio de teléfonos y otros dispositivos inteligentes. Durante todo el año pasado Apple y los fabricantes chinos fueron ganando terreno a su competidor surcoreano, en parte debido a la tibia acogida del Galaxy S5, el teléfono inteligente estrella de la compañía que ha sido reemplazado este mes por el Galaxy S6.

Los analistas consideran que el éxito o fracaso del Galaxy S6 será la clave que determine los próximos resultados de la multinacional surcoreana. Mientras algunos confían en que el nuevo «smartphone» insignia de la compañía será el revulsivo que permita a Samsung recuperar su dominio del mercado, otros consideran que se sobreestima su potencial y es poco probable que pueda competir codo con codo con el exitoso iPhone 6 de Apple.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas