SANTO DOMINGO. El procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, aclaró que el supuesto pastor apresado en Colombia y vinculado a una red de narcotráfico, no pertenece a ninguna de las iglesias evangélicas organizadas en el país.

Aseguró que Jorge Amado Mercedes Cedeño, residente en San Pedro de Macorís, apresado en Colombia por su alegada vinculación con el Clan Úsuaga (Los Urabeños), “no pertenece a ninguna iglesia organizada evangélica. No es miembro de ninguna de las congregaciones, no es parte de todo la estructura”.

Al grupo se le atribuye lavado de dinero en el país a través de una iglesia protestante y una ONG

“Es simplemente una persona que pudiera utilizar, sin justificar su modo de operar, pero no es parte en ningún sentido de esta comunidad evangélica nacional organizada, esto para evitar cualquier tipo de mal entendido que pudiera ocurrir”, expresó.

Domínguez Brito informó que están realizando junto a las autoridades de ese país, las investigaciones de lugar a los fines de determinar cómo operaba dicha red en el país.

Comenta tu opinión

comentario...