Parecía un paciente común y corriente, y hasta correcto: un policía de 42 años de edad, padre de familia.

Llegó al hospital de la ciudad india de Amritsar el pasado viernes con un severo dolor abdominal, y los médicos imaginaron lo típico: un tumor, una apendicitis…

Pero lo que reveló el ultrasonido los dejó boquiabiertos: el estómago del hombre no contenía ninguna masa extraña, sino objetos de metal. Concretamente, cuchillos.

“En 20 años nunca había visto a un paciente así”, dijo Jatinder Malholtra, el cirujano jefe del hospital de Amritsar en una entrevista con el diario The Washington Post.

Cuando le preguntaron al paciente, este confesó que se había tragado 28 cuchillos en un par de meses, mientras se recuperaba de un accidente de tráfico.

En una primera cirugía los cirujanos extrajeron exactamente esa cantidad, entre cuchillos y navajas. Pero decidieron volver a mirar, en caso de que el hombre -que ya sabemos, no está completamente en sus cabales- hubiera confundido la cifra.

Así fue como hallaron otros 12 cuchillos, para un total de 40, que también extrajeron durante una cirugía de cinco horas.

Comenta tu opinión

comentario...