BARAHONA.- Los obispos de Mao, Santiago, San Francisco de Macorís, Barahona e Higüey consideraron muy positiva y beneficiosa las visitas sorpresa que realiza cada fin de semana el presidente Danilo Medina, porque impacta en los sectores productivos y la clase más necesitadas del país.

Los dignatarios católicos Diomedes Espinal, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, Fausto Ramón Mejía Vallejo, Andrés Napoleón Romero Cárdenas y Nicanor Peña, también ponderaron la humildad del presidente Medina y su estilo sencillo de gobernar.

Los religiosos destacaron el impacto económico y social que están causando las vistas sorpresa del jefe del Estado, especialmente en la zona rural, en donde escucha las inquietudes y necesidades de los productores agropecuarios, así como de pequeños y microempresarios y le busca soluciones inmediatas.

Los obispos consideran que este mecanismo de contactos del presidente Medina con la gente de distintas zonas productoras del país debe continuar, porque realmente ayuda a los pobres.

Al término del acto de ordenación episcopal del nuevo obispo de la diócesis de Barahona, al que asistió el presidente Medina y altos funcionaros del gobierno, los cinco obispos, a preguntas de periodistas, resaltaron que los encuentros semanales del Presidente con productores de diferentes zonas del país inciden de manera muy positiva en la producción agropecuaria y el bienestar de las comunidades campesinas.

Monseñor Espinal, obispo de Mao, Valverde, sostuvo que las visitas sorpresa “son muy interesantes, muy importantes, porque ayuda a los pobres”, y que ojala el mandatario las siga realizando.

En ese tenor habló monseñor de la Rosa y Carpio, obispo emérito de Santiago, quien opinó que esta iniciativa del presidente Medina “es algo genial, porque significa cercanía con la población” y a través de las visitas el gobernante resuelve muchos problemas a los pobres.

Indicó que las visitas sorpresa significa también seguimiento a las cosas; “es igual que Dios, hay que estar atento a las cosas al paso de Dios, como el Presidente visita las distintas comunidades”.

Monseñor de la Rosa y Carpio también elogio “el estilo sencillo de gobernar” del presidente Medina, tras señalar que “las visitas sorpresa es un estilo, una forma de gobernar y acompañar a la gente”

Las visitas sorpresa son una manera de llegar al pueblo. Son muy buenas”, apuntó el obispo emérito de Santiago

Comenta tu opinión

comentario...