Obispos y pastores evangélicos piden a dirigentes de partidos dejen trabajar a la JCE

Obispos y pastores evangélicos piden a dirigentes de partidos dejen trabajar a la JCE

Los obispos de Mao-Montecristi y San Francisco de Macorís, Fausto Mejía Vallejo y Diómedes Espinal, y los pastores evangélicos Ezequiel Molina y Braulio Portes, pidieron a los dirigentes de los distintos partidos políticos que permitan a la Junta Central Electoral (JCE) terminar el conteo de los votos y respetar los resultados.

Al mismo tiempo, los líderes religiosos advirtieron sobre el peligro que, según dijeron, representa para la paz pública y la convivencia social las protestas violentas que se están produciendo alrededor de las juntas electorales de varios municipios.

Los obispos católicos señalaron que la población debe actuar con el debido comedimiento y confiar en el resultado de los boletines definitivos emitidos por la Junta Central Electoral, que según la ley deben determinar quiénes son los ganadores del pasado proceso comicial.

Mientras que los ministros evangélicos Molina y Portes consideraron que las acciones de violencia que se están escenificando en los recintos electorales municipales no solo atentan contra la convivencia ciudadana, sino que perjudican el aparato productivo, y por  ende la economía del país.

Monseñor de León dijo que es deber de los partidos políticos respetar el conteo de votos que está emitiendo la JCE, para de esa forma evitar hechos de violencia como los que ya han costado las vidas de varios ciudadanos y que entorpecen las actividades productivas de las zonas donde se producen.

Señaló que todos los involucrados están en el deber de actuar con moderación y acatar los resultados del escrutinio independientemente de que los resultados les sean favorables o adversos. ¨El que perdió, perdió, y quien gano, ganó, y todos deben acatar los resultados”, dijo.

El prelado lamentó que se haya recurrido a la violencia luego de las elecciones del  domingo, lo que está generando mucha tensión en la población y afectando la dinámica económica.

En tanto que Mejía Vallejo rechazó que se tenga que llamar a la violencia para reclamar cualquier irregularidad o violación a los derechos fundamentales en las pasadas elecciones, ya que en vez de corregir un mal podría acarrearnos uno mayor.

Consideró que no hay necesidad que determinados partidos y candidatos se adelanten a los acontecimientos, sino que deberían esperar los resultados definitivos sobre el conteo de votos, para en el caso de no estar de acuerdo están en el derecho de elevar instancias por ante el organismo correspondiente.

Criticó que algunos candidato se hayan autoproclamados ganadores antes de concluido el proceso de escrutinio de la totalidad de los votos y emitido los boletines con los resultados.

De su lado, el presidente del Ministerio Batalla de La Fe, pastor Ezequiel Molina, llamó a la reflexión a los grupos políticos que han estado motorizando protestar en juntas electorales municipales.

Consideró que los partidos al aceptar las reglas instituidas por la Junta Central Electoral para el montaje y realización de las elecciones, están en el deber de acatar los resultados y en el caso de discrepancias con los mismos elevar su reclamo por ante la instancia correspondiente.

Insistió en su exhortación al comedimiento a los propiciadores de las protestas que se han estado escenificados por desacuerdos con los resultados de las votaciones emitidos por las juntas electorales municipales.

Resaltó que ese tipo de disturbio no sólo atenta contra el clima de paz que viven los dominicanos, sino que va en detrimento de las actividades productivas del país.

 

Fuente/ El Caribe

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas