SANTO DOMINGO. Casi cinco millones de galones de agua pierden diariamente los embalses del país, provocando una baja en la distribución del servicio del mineral en las comunidades de la provincia de Santo Domingo.

Así lo informó ayer el director de la Corporación de Agua Potable y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás, tras advertir que ese organismo solo dispone en la actualidad de 310 millones de galones de agua y pierde unos 90 millones cada día, por lo que pidió a la ciudadanía no desperdiciar el líquido.

Luego de entregar al presidente Danilo Medina su plan de contingencia para enfrentar la sequía en el Gran Santo Domingo, Montás explicó que su estrategia consiste en rehabilitar 50 campos de pozos en los municipios Este y Norte de la provincia para generar 45 millones de galones de agua por día.

También clausurar todos los lavaderos de autos informales y en el futuro inmediato reglamentar los formales para autorizarlos a que ofrezcan sus servicios en un horario determinado.

“El Plan de Contingencia consiste en darle respuesta inmediata a la población a través de herramientas, como son la rehabilitación de los 50 campos de pozos para darle más eficiencia al servicio de agua potable. Al finalizar esta semana ya tendremos diez rehabilitadas”, dijo Montás.

Otra medida es llevar agua a los sectores más empobrecidos mediante operativos de entrega gratuita del mineral, contratando más camiones cisterna y corregir las fugas.

Recalcó que tienen problemas las presas en “Isa-Mana; El Duey; en Haina-Manoguayabo… y eso abarca Pedro Brand, Los Alcarrizos y Herrera”.

Al ser cuestionado sobre la cantidad de dinero que necesitaría la CAASD para llevar a cabo el Plan Estratégico entregado al presidente Medina, Montás se negó a especificar el monto.

Informó que cada sector entregará su informe particular al Mandatario para con todos los puntos realizar un “gran plan conjunto nacional” a fin de enfrentar la sequía.

En el país hay 34 presas y embalses que suministran agua potable a acueductos, sistemas de riego para la agricultura y la producción de energía eléctrica.

Para mitigar la situación de sequía que vive el país, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos necesitaría cerca de 200 millones de pesos. Así lo informó el director del Indrhi, Olgo Fernández, tras explicar que con esos recursos repararían varios sistemas de bombeo y evitarían el empeoramiento de la sequía con la pérdida del preciado líquido.

Advirtió que todas las presas del país, excepto Rincón y Hatillo, operan en su mínima expresión, y que la situación empeora cada día por la ausencia de lluvia.
Dijo que con el plan requerido por el Gobierno a cada funcionario del sector, se busca conseguir un paliativo para la crisis de agua potable existente.

Comenta tu opinión

comentario...