ESTADOS UNIDOS. Anna Stoehr, la anciana que se hizo famosa por simular tener 99 años para darse de alta en Facebook, ha muerto en una residencia de Minnesota, EE.UU. En realidad Stoehr tenía 114 años pero se vio obligada a mentir sobre su edad porque Facebook no le permitía seleccionar una fecha de nacimiento anterior a 1905.
La anciana envió a Facebook el mensaje «Todavía estoy viva», y como respuesta la administración de la red social le mandó el pasado octubre un ramo de 114 rosas. Según destaca un grupo de gerontólogos estadounidenses, era la habitante más longeva de Minnesota, y la séptima persona más longeva de Estados Unidos.

Comenta tu opinión

comentario...