SANTO DOMINGO. El director de Presupuesto advirtió que las medidas monetarias implementadas por las autoridades del Banco Central tendentes controlar el tipo de cambio tendrán un impacto negativo en el crecimiento de la economía para el presente año.

El economista Luis Reyes sostuvo que un menor crecimiento de la economía derivaría en una reducción de las recaudaciones del gobierno y complicaría el manejo de la política fiscal en lo referente a la meta que hay establecida en la ley de gastos públicos.

El también viceministro de Hacienda dijo que claramente la política monetaria adoptada por el Banco Central va en la dirección de disminuir el crecimiento para ajustar las importaciones a niveles más bajos y por consecuencia quitarle presión al tipo de cambio.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el funcionario dijo que piensa que con las medidas adoptadas por las autoridades monetarias se deben a presiones importantes sobre los niveles de las reservas internacionales.

Agregó que en términos personales lo que más le llamó la atención fue la magnitud del ajuste, y no la dirección del mismo porque se entiende que cuando hay una presión al tipo de cambio generalmente se adoptan ese tipo de medidas.

“Ahora, parecería que no era necesario una política de choque, porque lo que se ve en la decisión de las autoridades es que era necesario chocar el crecimiento para que bajaran las importaciones y obviamente eso va a traducirse en encarecimiento del costo del dinero, menores préstamos, y sobre todos menores préstamos al consumo”, explicó el alto funcionario del área económica del gobierno.

Sostuvo que eso provocará una menor inversión, y si a eso se le agrega un menor consumo, inexorablemente eso conduciría a un menor crecimiento.

El licenciado Reyes dijo que en los próximos meses se estarán evaluando el impacto que tendrá sobre la economía las medidas monetarias adoptadas por el Banco central.

“Yo digo que en mi caso, si yo hubiese sido el hacedor de política la hubiese hecho más gradual, obviamente uno no conoce las interioridades de los balances del Banco Central en términos de las disponibilidades de divisas y las presiones que podría haber estado recibiendo el mercado cambiario”, aclaró el viceministro de Hacienda.

Dijo que todo luce indicar que se busca una solución al problema del mercado cambiario, a partir de la disponibilidad de dinero, es decir reducir la liquidez de la economía para disminuir el consumo, la inversión y las importaciones.

Explicó que es de esperarse que esas decisiones afecten el crecimiento de la economía, porque a mayores tasas de intereses, afectan el consumo, la inversión y hasta las recaudaciones.

Recordó que como consecuencia de la caída del precio del petróleo en los mercados internacionales, la cuenta corriente de la balanza de pago venía disminuyendo, mientras la inversión extranjera está aumentando, por lo que se entendía que no había mayores inquietudes con el tipo de cambio.

Sostuvo que un elemento a analizar es que debido a las bajas tasas de interés, es probable que los ahorrantes entendieran que lo percibido de sus ahorros en pesos no cubría el riesgo cambiario y decidieran sustituir moneda y salir a cazar dólares.

Con respeto al ritmo de recaudaciones del presente año, el director de Presupuesto explicó que en enero el gobierno estuvo un superávit superior a los 800 millones de pesos, mientras que en febrero tuvo un déficit de 300 millones, por lo que hay una disponibilidad de 500 millones para ver lo que se presenta en el mes de marzo.

Comenta tu opinión

comentario...