VIDEO: Mayweather se consagra como mejor boxeador libra por libra

LAS VEGAS. Floyd Mayweather se consagró como el mejor boxeador libra por libra en el boxeo despejando la única duda que quedaba en su camino al derrotar por decisión unánime al peligroso pegador filipino Manny Pacquiao.

Valiéndose de su estilo escurridizo, aunque no tanto como se esperaba, el invicto estadounidense superó al noqueador filipino al superar sin grandes problemas la segunda mitad del esperado combate.

“Yo sabía que él iba a empujar para ganar algunos asaltos”, dijo Mayweather. “Él tuvo algunos momentos en la pelea, pero lo mantuve afuera. Yo fui el boxeador más inteligente”.

“No me estaba pegando muchos golpes hasta que me senté en el bolsillo. Ahí es cuando el pegó muchos tiros”, agregó.

El juez Dave Moreti vio ganar a Mayweather 118-110, mientras que Glenn Feldman y Burt Clements lo favorecieron, cada uno con votación de 116-112.

Por su parte, Pacquiao pensó que la pelea debió terminar con una decisión diferente a la que emitieron los jueces.

“Fue una buena pelea; pienso que gané la pelea”, expresó Pacquiao. “Él no hizo mucho. Siempre se estaba moviendo hacia afuera”.

En el primer asalto, ambos boxeadores se estudiaron, pero Mayweather tomó la iniciativa valiéndose ventaja en el alcance, conectando algunos jabs y ganchos, pero sin descuidar la defensa ante algunos intentos.

Faltando 35 segundos, incluso, Mayweather pegó un fuerte gancho al cuerpo.

En los diez segundos en problemas contra la esquina, pero abrazó y sobrevivió, aunque se ganó abucheos de la audiencia.

En los siguientes dos asaltos, Pacquiao trató de colocar en problemas a su rival, pero astutamente Mayweather se supo escabullir.

El cuarto asalto fue uno de los asaltos más ofensivos para Pacquiao. Lo castigó en varias ocasiones, contra las cuerdas. Muchos fueron contra los guantes, pero llegó algunos ganchos al rostro.

En el quinto, Mayweather reaccionó con fuertes golpes a Pacquiao en el rostro. El filipino lució más desorganizado en su ofensiva y mucho menos activo. Incluso, a mitad del episodio, casi puso en problemas al asiático con fuertes ganchos al rostro.

Pacquiao volvió en el sexto a tratar de tomar control del combate, mientras Mayweather escapaba con contragolpes. No lograba atraparlo.

Finalmente, al faltar un minuto, Pacquiao parecía castigarlo con fuerza contra las cuerdas, pero Mayweather lo cucaba diciéndole con la cabeza que no le había pasado nada.

Para el séptimo, Mayweather coló algunos de sus mejores ganchos en ruta a solidificar su ritmo de pelea y Pacquiao ya parecía bailar a su tonada. Intentaba evitarlo, pero ya no lograba detenerlo para atraerlo a una confrontación cuerpo a cuerpo.

En los siguientes tres asaltos, Mayweather aprovechó todavía más su ventaja en alcance para un leve ataque a distancia.

Aunque en undécimo asalto se le vio más agresivo, con más ganchos y un upper contundente a Pacquiao, en el último minuto y a lo largo del asalto final era evidente que Mayweather ya sabía que tenía la victoria en caja de seguridad.

Buscó algunos ganchos seguros y lo abrazó, para ganar tiempo. Mientras, Pacquiao trató de buscarlo, pero Mayweather corrió durante el último minuto, dejando claro que calza los guantes por dinero y no por el boxeo.

“Yo le estaba cortando (el paso). Yo quería pelear”, comentó Pacquiao. “Pude manejar su poder. No es tan fuerte como oponentes previos como (Antonio) Margarito”.

“Yo pensaba que estaba arriba en (la votación de) la pelea, por eso no ataqué más fuerte en los asaltos 11 y 12”, añadió el púgil filipino. “Él no es más grande que yo, no se trata del tamaño. Yo he peleado con boxeadores más grandes que él y no he tenido problemas”.

El desenlace coronó una pelea que se esperó por poco más de cinco años.

El ganador se quedó con los campeonatos de las 147 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Mayweather mejoró su récord impecable a 48 victorias con 26 nocauts, mientras que Pacquiao cayó en 57-6-2 con 38 nocauts.

Pero la magnitud del evento superó el aspecto boxístico hace mucho. Una muestra del interés global estuvo representado en las 15,000 solicitudes de acreditación para miembros de los medios de comunicación.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas