SANTO DOMINGO. Las Estrellas Orientales comenzaron la serie final, de manera muy diferente al comportamiento que tuvieron en su última participación en estos eventos celebrada en el 2010-11.

Los paquidermos continuaron con su brillante momento al alcanzar un nuevo triunfo, su primero en la serie final y séptimo de forma seguida, incluyendo la última parte del Round Robin, tras vencer 11-1 a los Gigantes del Cibao en la apertura de la llamada final inédita entre estas dos franquicias.

Los Orientales atacaron sin piedad, con un ataque de 16 imparables a siete lanzadores de los nordestanos para picar delante en la serie final, que está pactada al mejor de nueve partidos.

Eric Berger lanzó de manera sólida durante 5.2 de entradas y los bates verdes conectaron batazos de todos los calibres en este primer éxito de los paquidermos, que en la final del 2010-11 cayeron 5-0 ante los Toros.

El zurdo estuvo intransitable, permitió cuatro hits, una carrera, que fue un jonrón solitario de Eliezer Alfonzo en el segundo episodio, abanicó a cuatro. Su labor recibió el respaldo de cuatro monticulistas, quienes solo en el noveno episodio, los nordestanos se convirtieron en amenazas cuando anotaron una vuelta más.

Comenta tu opinión

comentario...