La Tomatina: 22 mil participantes y 160 mil kilos de tomates

La Tomatina: 22 mil participantes y 160 mil kilos de tomates

GALICIA, ESPAÑA. Google homenajea la Tomatina en su 70 aniversario con un nuevo doodle animado en su página de resultados y los participantes causan desperfectos al coche que envió para grabar el recorrido antes y después de la batalla de tomates.

Más de 22 mil participantes se han lanzado durante una hora más de 160 mil kilos de tomates

La multinacional había programado que millones de internautas de 20 dominios en todo el mundo se acercarán a la Tomatina al realizar una búsqueda por Internet a través de Google, uno de los principales motores de búsqueda y categorización de información digital.

Por eso, el combate teñido de rojo vegetal también tendrá cabida a lo largo de este miércoles en la visualización de calles de Google Maps, con un muñeco vestido para la ocasión que indica al usuario la ubicación exacta en la que se encuentra o señaliza el destino al que ir.

Además pretendía llevar a cabo una recopilación de imágenes en 360º que incorporará a su servicio de mapas para que los más de 1.000 millones de usuarios puedan vivir la experiencia a pesar de la distancia.

De hecho, envió un coche que ha recorrido las calles antes y después de que comenzara el paso de los camiones, y tales eran las ganas de fiesta de los participantes, que se han subido encima del capó, parabrisas y techo del coche, resquebrajando el cristal e impidiendo ver al conductor durante varios tramos, lo que ha generado algunas situaciones de tensión.

En esta edición, el Ayuntamiento de Buñol ha recopilado el porcentaje de participantes por nacionalidad: el 20% son españoles, el 15% británicos, un 10% japoneses, 9% indios y otro 10% se lo reparten entre australianos y americanos. Ha sorprendido al consistorio que recibieran reserva desde Papúa.

Orígenes de la Tomatina

Todo comenzó en el verano de 1945, en la localidad valenciana de Buñol. Dos jóvenes se dirigían a la plaza principal para ver los desfiles de gigantes y cabezudos. Para hacerse un hueco entre la gente entraron en la multitud con empujones.

Al pasar al lado de un conjunto de músicos que allí se encontraba, provocaron que uno de ellos cayera al suelo. Enfadado, el músico, cogió unos tomates de un puesto de frutas que tenía cercano y comenzó una batalla campal.

Con cierta sorna, al año siguiente repitieron la batalla de tomates, y aunque la policía volvió a disolver la disputa en los años posteriores, la Tomatina siguió celebrandose. Y sin darse cuenta, habían creado una fiesta tradicional, declarada de Interés Turístico Internacional en 2002, en la que más de 22.000 participantes lanzan cada año entre 150 y 160 toneladas de tomates.

(ELMUNDO.ES)

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas