La política en RD batalla ahora por miembros de la JCE

La política en RD batalla ahora por miembros de la JCE

SANTO DOMINGO.- De nuevo hay una manzana de la discordia en la mesa de los políticos dominicanos con la elección de los miembros de la Junta Central Electoral (JCE). Y ellos están dispuestos a darlo el todo por el todo para quedarse con algún pedazo.

Esta semana que inicia el debate mediático sobre los jueces que administrarán las elecciones generales de 2020.
La Comisión Especial del Senado a cargo de evaluar los candidatos para la nueva JCE informó que en los próximos días presentará al pleno las cinco ternas para los miembros titulares a ese organismo y cinco para sus respectivos suplentes.

El presidente de la Comisión, Dionis Sánchez, al leer un informe de gestión dijo que los integrantes de la comisión están en sesión permanente, a fin de culminar lo antes posible el proceso.

Según sus explicaciones, hubo 230 profesionales inscritos para optar por una de las plazas y que de esos 51 son mujeres y 179 hombres. De ese total, 216 candidaturas están hábiles.

“Nos declaramos en sesión permanente y antes del día 9 de este mes, fecha en que vence el plazo, serán presentadas las 10 ternas, cinco para los miembros titulares y cinco para los sustitutos”, precisó Sánchez.

Sánchez junto a Rubén Darío Cruz, Santiago José Zorrilla, Rafael Calderón, Pedro Alegría, Tommy Alberto Galán, Prim Pujals Nolasco, Amable Aristy Castro y Félix Nova Paulino, integrantes de la comisión trabajan en la depuración de los candidatos entrevistados.

La orden constitucional de escoger los miembros de la JCE recae sobre los senadores de la República, según se establece el numeral 4 del artículo 80 de la Ley Sustantiva cuando se refiere a las atribuciones del Senado.
La Cámara de Senadores está controlada por el partido en el gobierno, Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
Sin embargo, ellos enfrentan a una serie de organizaciones políticas y de la sociedad civil que han decidido unir sus voces para forzar a los legisladores a elegir una JCE integrada por personas con capacidad, independiente, sin ningún tipo de vinculación partidaria.

LA OPOSICION
El bloque de partidos de oposición alerta al país que la integración de la Junta Central Electoral de forma unilateral por el oficialismo que controla el Senado, constituye una imposición antidemocrática que rechazan y rechazarán permanente y de forma categórica, ya que la misma, desde su origen estará viciada y, por tanto, ni será imparcial, ni independiente, ni confiable ni legítima.

En una misiva enviada a Monseñor Agripino Núñez Collado, coordinador de la mesa del diálogo entre los partidos políticos, el bloque de oposición reitera que una Junta electa en esa forma, obviando hacerlo por la vía del consenso “responderá necesariamente a los intereses del oficialismo a quien sus integrantes le deberán siempre el favor de su escogencia”.

En torno al tema, la presidenta de la Cámara de Diputados, Lucía Medina, consideró que para la JCE deben ser seleccionadas personas con las cuales la ciudadanía y los partidos políticos se sientan representados.

“Siempre hemos sido partidario de que deben buscarse, en el sentido de la representación, personas en la que la ciudadanía se sienta representada, y yo creo que ese es el sentir de todos, el interés de lo que formamos parte de los colores partidarios, que somos lo vamos a ser arbitrados, y se debe procurar conforme al mandato constitucional que los actores que van a ser arbitrado se sientan confiados”, precisó.

VOCES DE EXPERTOS

Desde los puntos de vista para los abogados Belarmino Ramírez Morillo y Trajano Vidal, los cuales coinciden “no sería una sorpresa si el pleno del Senado de la República elige en esta semana a personas que no se hayan registrado para optar por una posición en la Junta Central Electoral, ya que la constitución le da el poder de escoger, pero no explica cuál es la manera”.

El abogado y politólogo Ramírez Morillo fue muy preciso a decir “el actual proceso de conformación del nuevo órgano electoral es obsoleto y no se corresponde con las democracias institucionalizadas, ya que lo correcto sería que el Senado elija a varios candidatos por su perfil, sin hacer entrevistas a más de 200 como se hizo”.

Entre los debates, recientemente ha tomado cuerpo la posibilidad de que el actual juez de la Suprema Corte de Justicia, doctor Julio César Castaños Guzmán, sea incluido y propuesto como presidente de la JCE.

“Esta posibilidad introduciría un ruido de carácter constitucional, legal, reglamentario y hasta de corte ético innecesario en esta coyuntura del proceso de conformación del nuevo órgano electoral, debido a que el doctor Castaños Guzmán no se registró para optar por una posición en la JCE y por ende tampoco fue evaluado para tales fines, como se le exigió a más de 200 personas que sí se apegaron a los procedimientos establecidos por el Senado”, afirma el politólogo Carlos Peña.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas