La Iglesia Católica en RD se opone la educación sexual en las escuelas

La Iglesia Católica en RD se opone  la educación sexual en las escuelas

SANTO DOMINGO. La Iglesia Católica revela su razón de ser: favorecer el oscurantismo y ocultar las miserias humanas debajo de la cama o la alfombra en nombre de Dios.

Esta vez le ha tocado rechaza a uno de los curriculos fundamentales, decisivos para el futuro, hablamos de impartir educación sexual dentro del sistema nacional de educación.

En el último lustro de ese Siglo XXI, la República Dominicana lidera una de las más altas tasas de embarazo adolescente. Ayer la UNFPA registra que el 22% de los embarazos provienen de niñas y adolescentes entre los 15 y 18 años.

Ayer, de igual manera, y como era de esperarse, El Epicospado Dominicano abominó de manera absoluta y radical el anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva que fue propuesto en la Cámara de Diputados.

Su proclama a los “representantes” en ambas Cámaras a generar una ley que no reduzca la educación sexual a la genitalidad.

Su mensaje, a través de la Conferencia del Episcopado Dominicano, es convocar a un proyecto de ley que priorice “nuestra identidad moral y nuestra cultura basada en valores y principios”.
Calificó el proyecto de “colonización ideológica”.

“De esta manera, nuestra nación podrá salvaguardar sus más elevados valores”, precisó.

“La Iglesia aspira a que se elabore una ley que tome en cuenta la educación integral de la persona humana¨, proclamó.

La Iglesia Católica, en ese sentido, expresó su defensa al derecho al disfrute de la vida, que no puede ser interpretado solamente desde un punto de vista del placer, sino también, sobre todo, desde el marco de la responsabilidad, pues no hay vida plena sin responsabilidad.

“No puede concebirse una vida sexual desvinculada de las etapas del desarrollo biológico, psicológico e integral de la persona humana. La edad sí importa en la sexualidad”, dijo.

Significó que los primeros responsables para la educación integral de los hijos, incluida la educación sexual, son los padres.

“Esta tarea perdura hasta que el desarrollo pleno de los hijos les permita el ejercicio maduro de la libertad con responsabilidad.

El Estado no puede arrebatar a la familia el derecho y el deber que tiene de ser la primera educadora de los ciudadanos”, dijo.

Manifestó que la sociedad dominicana debatió y aprobó, a raíz de la reforma constitucional del 2010, consagrar en su artículo 37 la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte. Cualquier nuevo debate para aprobar el tema del aborto es inconstitucional, estimó.

Indicó que en un régimen de libertad de culto no puede ser aprobada una ley que restrinja esa misma libertad, en razón de que contradice nuestra Constitución y los principios democráticos fundamentales.

De igual modo, expuso que en toda sociedad democrática la objeción de conciencia es un derecho inalienable de la persona que le permite expresar su rechazo a cualquier acción contraria a su conciencia. Cualquier penalización a la objeción de conciencia de un médico, en lo referente al aborto, es una flagrante violación a la libertad del ser humano.

“La Iglesia apoya y promueve, de acuerdo con la ciencia, una educación sexual integral que respete las etapas del desarrollo del individuo, la primacía de los padres en la educación, y que eduque para un auténtico y responsable ejercicio de la libertad humana”, subrayó, tras hacer un llamado a la ciudadanía a oponerse al anteproyecto de ley que obedece a una “colonización ideológica”.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas