SANTIAGO.El joven José Antonio Martínez le habría confesado a la Policía en esta ciudad que simuló un secuestro y envenenamiento con el fin de sacarle la suma de 400 mil pesos a su padre para su provecho personal.

En un parte policial de la Inspectoría Regional Cibao Central, se informa que Martinez, en los interrogatorios que le practicaron, confesó su maniobra con fines económicos.

Les dijo a las autoridades que había llamado desde un hotel de Santiago, luego de haberle informado que tres hombres en un vehículo lo raptaron en la avenida 27 de Febrero de esta ciudad.

Al no recibir respuesta positiva, buscó un taxi y se dirigió a un campo de Tamboril donde tomó una sustancia para simular que le habían envenenado su captores.

La policía en esta ciudad no informó si José Antonio Martinez será sometido a la acción de la justicia por su intento de estafar a su propio padre, un canjeador de cheques de esta ciudad de Santiago

Comenta tu opinión

comentario...