SANTO DOMINGO. La jefatura de la uniformada propuso ayer que sean incrementadas las sanciones para las personas que alteran el orden con la colocación de música a niveles que sobrepasan los permitidos, lo que provoca intranquilidad.

“Estamos reclamando que se eleve el nivel de consecuencia, porque ese gran desorden que se genera alrededor de negocios con escándalos y ocupación de las aceras debe ser regulado”, indicó general Manuel Castro Castillo.

El oficial añadió que donde hay desorden se producen violencia y agresiones. En lo que va de año las autoridades han incautado más de 6 mil bocinas a ciudadanos que andan perturbando la paz con ruidos en sus vehículos o negocios. Esos equipos corresponden a intervenciones realizadas solo en los barrios del Gran Santo Domingo.

“La policía ha puesto en funcionamiento una unidad especial anti-ruido para dar respuesta a las denuncias de este tipo que se reciben en el 9-1-1”, manifestó .

Comenta tu opinión

comentario...