ROMA. Frente a cientos de personas, Francisco conmemoró la entrada triunfal de Cristo a Jerusalén días antes de su pasión, muerte y resurrección. Mientras que ayer envió en la misa un mensaje para todos los damnificados de las inundaciones en Chile, hoy hizo la bendición de las palmas.

“Nos conforta el ejemplo de muchos hombres y mujeres que, en silencio y sin hacerse ver, renuncian cada día a sí mismos para servir a los demás: un familiar enfermo, un anciano solo, una persona con discapacidad, un sin techo», destacó en su discurso.

En instantes se dará a conocer en vivo la canción «Para que todos sean uno», cuya letra está compuesta por textos escritos por el Pontífice. Se trata del nuevo «Himno por la paz», el cual fue editado mundialmente por Sony Music en cuatro idiomas: español, portugués, italiano e inglés.

Fue el mismo Francisco quien encargó personalmente la tarea de composición, interpretación y difusión de la misma al cantante ítalo-argentino Odino Faccia, tras la gran repercusión mundial de su canción «Busca la Paz», constituida por poemas de Juan Pablo II.
«Francisco pidió que fuese compuesto este himno por la paz», declaró el cantante a la agencia de noticias Ansa. «Sentí que el Papa estaba muy cerca, para mí es como un amigo, un padre, un abuelo», añadió, tras destacar su «sorpresa por sus palabras, que han sido muy concretas».

La procesión de las palmas fue en la parroquia Nuestra Señora de La Soledad en San José. Posteriormente, los fieles participaron en procesión hacia la Catedral Metropolitana en donde fue la recreación de la entrada de Jesucristo a Jerusalén.

A las 10:30 am fue la misa solemne de Ramos que abrió la Semana Santa, que fue clave para las meditaciones en el Vía Crucis que el Papa encabezará el viernes en el Coliseo de Roma.

Comenta tu opinión

comentario...