BUENOS AIRES. La noticia de la muerte del fiscal Alberto Nisman a horas de presentar ante el Congreso su denuncia contra Cristina Kirchner y funcionarios del Gobierno por encubrir a los responsables del atentado contra la AMIA conmovió a toda la Argentina.

Con la consigna «Todos somos Nisman» -que aludía a la francesa «je suis Charlie Hebdo», que movilizó a millones de personas en París, tras el atentado terrorista a la revista de humor francesa- ciudadanos de todo el país salieron a la calle para expresarse tras el fallecimiento del fiscal especial del caso AMIA. Muchos de ellos portaban banderas celestes y blancas.

Durante la tarde de este lunes, manifestantes comenzaron a llegar a la Plaza de Mayo, mientras otro grupo lo hacía frente a la residencia presidencial de Olivos, donde desde temprano las autoridades redoblaron la custodia policial y montaron vallas.

Varias esquinas de la Ciudad estuvieron cortadas. Corrientes y Scalabrini Ortiz (Villa Crespo), Olazábal y Triunvirato (Villa Urquiza), Santa Fe y Callao y Santa Fe y Coronel Díaz (Recoleta), Acoyte y Rivadavia (Caballito), Cabildo y Juramento (Belgrano), entre otras.

Comenta tu opinión

comentario...