¿Cómo evitar que el aire acondicionado perjudique tu salud?

¿Cómo evitar que el aire acondicionado perjudique tu salud?

SANTO DOMINGO. ¿Cómo evitar que el aire acondicionado perjudique tu salud? Cuando las temperaturas son muy bajas (inferiores a 20°C) el aire ingresa a las vías respiratorias provocando un efecto irritativo directo sobre las mucosas de la nariz, faringe, amígdalas y laringe.

Para poder trabajar durante el verano y que el calor no afecte nuestro ánimo, confort y productividad, es necesario un sistema de aire acondicionado, que nos mantendrá frescos.

No obstante, los sistemas de ventilación pueden llegar a ser perjudiciales para la salud cuando estos equipos no están en óptimas condiciones, causando picazón en los ojos, sequedad en la piel, congestión nasal, ronquera, romadizo, gripe, etc.

Cabe recordar que la falta de mantenimiento de estos sistemas favorece a la propagación de hongos y bacterias que se diseminan por estos conductos, provocando molestias rino-faríngeasm, irritaciones dérmicas y en personas con problemas respiratorios como asma, puede provocar, faringitis u otras enfermedades infecciosas.

En ese sentido, expertos de la trasnacional francesa Sodexo, dieron algunas recomendaciones para sacar el mejor provecho del aire acondicionado y evitar problemas de salud.

1. Son mejores los sistemas que cuentan con aire frío y caliente ya que consumen menos energía y son más amigables con el medio ambiente.

2. Antes de empezar a usarlo, haz una revisión previa para verificar presión, consumo, temperatura y el estado de los filtros.

3. Limpia los filtros mensualmente para eliminar polvo, polen y otras partículas que pueden causar alergias producto de bacterias y hongos.

4. Limpia los ventiladores o salidas de aire semanalmente.

5. Las ventanas deben estar cerradas siempre que el aire acondicionado esté funcionando

6. Las salidas de aire no deben ubicarse en zonas en las que haya personas debajo.

7. Comprueba la instalación eléctrica para que los cables estén en perfecto estado.

8. En verano la temperatura ideal es de 24° con una variación máxima de dos grados, sin llegar a superar los 27°C ni debajo de los 20°.

9. Regula la humedad del ambiente entre un 40% y 60% máximo para evitar la resequedad de las mucosas nasales.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas