Brewster dice país es “puente grande” de drogas

Brewster dice país es “puente grande” de drogas

El embajador de los Estados Unidos en el país, James Brewster, consideró que República Dominicana se está convirtiendo “en un puente más grande” para el tránsito de drogas hacia Estados Unidos y Europa y no es por falta de apoyo de los norteamericanos a los organismos nacionales que lo combaten.

Reveló que pese a los esfuerzos y el trabajo conjunto, “estamos observando más y más tráfico de drogas a través de República Dominicana que alcanza los Estados Unidos, Europa y otros destinos”.

Brewster dijo que él reunió a un grupo de agentes de la DEA con el presidente Danilo Medina y el jefe de la DNCD y allí se habló de que “existen muchos cárteles dominicanos de droga basados aquí que están distribuyendo drogas en los Estados Unidos y estamos comprometidos a trabajar para asegurar el encarcelamiento de esa gente”.

Afirmó que Estados Unidos financia una unidad de investigación de la Procuraduría para enfocarse en la lucha contra la corrupción y la captura de drogas.

El embajador estadounidense concedió una entrevista exclusiva a la periodista Alicia Ortega para su programa “El Informe”, emitido anoche.

A continuaciónl la transcripción y la traducción de la entrevista corresponden a Noticias SIN.

AO Gracias Señor embajador por recibirnos nuevamente en su residencia para una entrevista por segunda vez. ¿Cómo evalúa este país como embajador de EE.UU durante estos 3 años en términos políticos, económicos y sociales?

Primero, gracias por venir nuevamente a nuestro hogar, a Bob y a mí siempre nos encanta verte. Contigo hice mi primera entrevista importante y me siento orgulloso de que ahora que ya han transcurrido tres años, me pueda sentar a conversar contigo nuevamente, es siempre un placer. Con respecto a República Dominicana, nuestra relación se mantiene increíblemente fuerte. Las oportunidades que ofrece República Dominicana continúan siendo, y aún hoy siento lo mismo que cuando aterrice el primer día y desde antes como alguien que conocía bien el país, algunas de las más grandes oportunidades de cualquier país del mundo. Considero que conjuntamente tenemos mucho trabajo por delante en las áreas de seguridad ciudadana, corrupción, la lucha por los derechos humanos, el comercio y en muchas otras áreas en que trabajamos juntos. Pienso que hemos logrado un gran progreso.

AO Si usted hiciera rápidamente un ejercicio de los logros de su gestión en el país, ¿cuáles serían? Cuando reflexiono, una de las cosas de las cuales me siento muy orgulloso es que el pueblo dominicano continúa sosteniendo diálogos acerca de los derechos humanos y el trato a las personas marginadas. Existen muchos temas pero la conversación se mantiene actualmente a niveles que yo anteriormente no había visto. Ese diálogo es bueno para una sociedad. En especial, el tema que queremos elevar es el de la violencia de género y tráfico sexual y el abuso a mujeres jóvenes y menores. Si logramos elevar este tema al nivel de otras conversaciones que hemos destacado, reflexionaré sobre el pasado y concluiré que hemos tenido gran éxito.

AO Como usted sabe, su designación en el país provocó severas críticas por parte de miembros de las iglesias y otras organizaciones. ¿Se siente usted que ahora el país es más tolerante a la diversidad de la comunidad gay, en relación a cuando usted llegó en 2013? Esa es una pregunta muy interesante.  En mi experiencia personal y observando el público en general, la mayoría de los dominicanos han sido muy gentiles y  considero que han sido muy tolerantes. Pero también considero que siempre hay personas que durante generaciones han ejercido su influencia sobre los medios y la política. Si observamos a aquellos individuos  que vociferan, son ellos los que han controlado muchas de las cosas horribles que han ocurrido en este país. Para ellos, ha sido un asunto de auto-motivación y auto-gratificación y ellos no quieren ver cambiar las cosas. En general, he observado que el diálogo que ha surgido ha permitido que las personas finalmente se levanten y proclamen que esto no es lo que somos como pueblo, que somos personas tolerantes; la Constitución declara que todos deben ser tratados iguales.

AO ¿Se siente más aceptado o no?   Yo nunca lograré complacer a todo el mundo. Bob y yo hemos amado este país desde hace muchos años, cuando comenzamos a viajar aquí y desde que estamos aquí. Aquellas personas que prefieren continuar gritando con odio, vociferando a todo volumen, y utilizando los medios, como un canal para expresar ese odio, o el púlpito o sea cual sea el modo de expresión, esa es su decisión.

AO Sin embargo, muchos en la sociedad dominicana, tres años después de su llegada, aun lo ven a usted más como un activista de la comunidad gay y no como un diplomática del todo. ¿Qué les diría a esas personas?  Les diría en principio que me pueden llamar un activista, pues lo cierto es que ellos son las personas que no quieren que el mundo sea un mejor lugar. Si se trata de ser un activista, estoy siendo fiel a quien soy. Vine al país para dirigir nuestra embajada en República Dominicana. Yo no inicié la conversación negativa en la prensa. No hice las preguntas desde los medios. Nunca he convocado una rueda de prensa para hablar de temas LGBTI; siempre sucede que surgen preguntas o algo a lo que debo responder. Por lo tanto, la conversación acerca de si soy el embajador gay o si Bob y yo somos la pareja gay que dirige la Embajada Americana y toda la negatividad, ha sido perpetuada por otros dentro de la República Dominicana.

AO Sin embargo, un video en el cual juntó a su esposo, llamó a la unidad en defensa de los derechos humanos de los homosexuales y lesbianas y las visitas a escuelas en pareja, fueron vistos por sus críticos como una imposición de su agenda personal con respecto al tema.
Considero que la reacción viene porque es un tema que les resulta incomodo. Resulta fácil para las personas, cuando se sienten incómodos, decir que alguien está haciendo algo mal hecho, pero la realidad es que vivo abiertamente con mi esposo, de igual manera que usted y su esposo y que aquellas personas, que sostienen la conversación públicamente con sus esposos. Por lo tanto, somos una pareja trabajando aquí  para el bien de ambos países y tratando de hacer del mundo un mejor lugar.

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas