SANTO DOMINGO.- Un aterrizaje de emergencia  en el aeropuerto Punta  Cana, Provincia La Altagracia,  realizó la tarde de este miércoles  la aeronave matrícula Chilena CC-ADZ del tipo Boing  737  luego de confirmar la  explosión de uno de los neumáticos  del tren trasero derecho con impacto en el fuselaje del avión.
El avión, con  ciento cincuenta y seis (156) personas, incluidos los pasajeros y la tripulación a bordo,  había partido del mismo aeropuerto  a las 12:33 pm hora local  con la intención de realizar un vuelo internacional con destino al aeropuerto internacional Jorge Chávez de Perú.
 “Inmediatamente la aeronave inició el desplazamiento asociado con el despegue y mientras se encontraba en carrera sobre la pista, sintió un fuerte golpe en el tren trasero derecho  el cual reportó inmediatamente a los controladores de puesto en la torre de Control y en la Oficina de Control de Aproximación Punta Cana, solicitándoles que chequearan la pista en busca de alguna pieza o escombro” ,Se detalla en un informe de la Dirección de Navegación Aérea del Instituto Dominicano de Aviación Civil a las autoridades, dado  a conocer por la Dirección de Comunicaciones del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC).
 Al informársele al Capitán  de la aeronave de los hallazgos  este decidió   permanecer en vuelo  con la intención de consumir la mayor cantidad posible de combustible, hasta alcanzar el peso adecuado que le permitiera realizar un aterrizaje con el menor riesgo posible.
 A las 02:17 pm   la aeronave  aterrizó en  pista 09,  rodeada por todos los equipos de emergencia de esa terminal aeroportuaria, quienes inspeccionaron y certificaron que el aterrizaje había sido exitoso y que podían evacuar los pasajeros con seguridad y normalidad.
 El área donde se ubicó  la aeronave se  acordonó  y aisló  de las demás operaciones en la terminal, a espera de que al lugar se presentara el personal de la Comisión Investigadora de Accidentes de Aviación (CIAA), a cargo de la Junta de Aviación Civil (JAC),  entidad sobre la cual recae,  en lo adelante,  la responsabilidad de confirmar o determinar las causas reales que originaron el incidente.
El IDAC concluye el informe sobre este percance  manifestándose  a la disposición de seguir informando a la ciudadanía acerca de cualquier dato de que disponga y que no entorpezca el debido proceso investigativo, a modo de mantener informada a la población acerca de este suceso,  que ha puesto nueva vez en evidencia la robustez del  sistema de navegación aérea y la calidad del  personal de control de tránsito aéreo en República Dominicana.

Comenta tu opinión

comentario...