Decenas de personas han muerto en el accidente de un avión en el principal aeropuerto de Moscú. La aeronave de pasajeros Superjet-100 de la compañía rusa Aeroflot que hacía el trayecto Moscú-Murmansk se incendió este domingo en el aeropuerto de Sheremétievo después de efectuar un aterrizaje de emergencia. Las autoridades rusas confirman que 41 de las 78 personas que iban a bordo han muerto. En un primer recuento se habló de 13 fallecidos; además, hay varios heridos. La tripulación aseguró a las agencias rusas que un rayo había alcanzado a la aeronave en pleno vuelo, lo que les obligó a volver al aeropuerto y realizar el aterrizaje de emergencia. Aeroflot, sin embargo, habla de «razones técnicas» para ejecutar el aterrizaje de emergencia.

El incendio, que devoró por completo la aeronave, de fabricación rusa, se produjo después del aterrizaje. Aunque la investigación señala que el cableado eléctrico del aparato pudo prenderse fuego antes. Los aviones pueden atraer rayos, especialmente en el despegue y cuando atraviesan zonas de tormenta, pero es raro que estos causen daños materiales significativos en el aparato y no suelen afectar a la seguridad del vuelo, según la Organización Internacional de Aviación Civil.

Comenta tu opinión

comentario...