Acusan al senador Menéndez de corrupción y de ayudar ilegalmente a doctor Melgen

Acusan al senador Menéndez de corrupción y de ayudar ilegalmente a doctor Melgen

El Departamento de Justicia presentó el miércoles cargos de corrupción contra el influyente senador demócrata Robert Menéndez, acusado de haber aceptado prebendas de uno de sus donantes, el doctor Salomón Melgen, a cambio de apoyar sus intereses empresariales en Florida.

Menéndez, un cubanoamericano que representa a Nueva Jersey, está acusado de ayudar a Melgen, quien es oftalmólogo, en una disputa con funcionarios de salud sobre unos pagos relacionados con los servicios sanitarios, así como de instar a las autoridades de República Dominicana a aceptar un contrato con una empresa de seguridad portuaria propiedad del médico.

El senador renunciará a su cargo como el demócrata de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijeron dos fuentes. Un funcionario demócrata dijo que Menéndez planea anunciar su decisión la noche del miércoles. La otra fuente dijo que Menéndez renunciaría a ese puesto de manera temporal solamente.

Las fuentes solicitaron conservar el anonimato porque no estaban autorizadas a discutir el tema de manera pública.

Los cargos de corrupción se derivan de una investigación conjunta entre el Departamento de Justicia y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) que ha desvelado los vínculos entre el senador y el oftalmólogo.“La corrupción en el Gobierno —a cualquier nivel de un cargo electo— corroe la confianza pública y debilita nuestro sistema democrático”, dijo el subsecretario de Justicia Leslie R. Caldwell tras conocerse los cargos.El subsecretario añadió que “es responsabilidad fundamental del Departamento de Justicia exigir que los funcionarios públicos rindan cuentas mediante la realización de investigaciones exhaustivas y formular una acusación cuando así lo indican los hechos y la ley”.

Asimismo, el agente especial del FBI a cargo de la investigación, Richard M. Frankel, subrayó que los “ciudadanos de Nueva Jersey —estado que representa Menéndez— tienen derecho a exigir un servicio y una representación honestos por parte de sus funcionarios electos”.

“Los cargos y la actividad que se alegan en esta acusación son otro ejemplo del compromiso de la FBI por perseguir feroz y tenazmente la corrupción pública en el estado de Nueva Jersey”, agregó el agente.

Tanto Menéndez como Melgen han sido acusados de conspiración, soborno y fraude.

A principios del mes pasado, cuando se destapó la noticia de la investigación, Menéndez afirmó que siempre se ha comportado “de acuerdo con la ley” y aseguro que él y el multimillonario dominicano son “verdaderos amigos” desde hace más de dos décadas.

Las autoridades han estado investigando si el senador presionó a las autoridades federales en los Centros de Medicare y Medicaid (CMS) para cambiar su fórmula de reembolso después de que el organismo dictaminase que Melgen había cobrado en exceso del programa de Medicare por valor de $8.9 millones.

El FBI registró la oficina de Melgen en Florida en 2013, que reembolsó el dinero alegando que estaba confundido con el procedimiento, mientras que Menéndez negó que hubiese intervenido indebidamente para beneficiar a su amigo, diciendo que él sólo pidió aclaraciones sobre las “ambigüedades” en la política de los CMS.

Además, en 2010, Menéndez viajó dos veces a la República Dominicana como invitado de Melgen y, tres años más tarde, cuando salió a la luz que no había declarado esos desplazamientos como regalos, reembolsó al médico $58,500 por los gastos del viaje.

Menéndez es el principal demócrata en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y un actor clave en la política estadounidense respecto a Irán y Cuba, así como uno de los rostros más reconocidos en la Cámara Alta por su labor para lograr una reforma migratoria integral en el país.

Menéndez es patrocinador de una iniciativa de ley bipartidista que exigiría al presidente enviar cualquier acuerdo al Congreso para su votación y prohibiría al gobierno desechar cualquier sanción legislativa contra Teherán por 60 días.

Con 61 años de edad, nativo de Nueva York y de origen cubano, fue elegido por primera vez en el Congreso en 1992, es senador desde 2006 por Nueva Jersey y se ha convertido en uno de los líderes hispanos más influyentes en el Ca

Comenta tu opinión

comentario...

Noticias Relacionadas