SANTO DOMINGO.- El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader, afirmó que la indiferencia del Gobierno del presidente Danilo Medina frente a los justos reclamos sociales, es una política equivocada y peligrosa que podría radicalizar y extender las protestas cívicas que durante los últimos días se han registrado en varias provincias y municipios del país.

El dirigente opositor consideró injustificable que todo el Gobierno del PLD se haya puesto de acuerdo para no prestar ninguna atención a las protestas sociales protagonizadas por sectores representativos de las provincias de Monte Plata y La Altagracia, y los municipios de Guerra, San Francisco de Macorís y San Pedro de Macorís.

“Al parecer, se trata de una política de Estado para derrotar por cansancio a los pueblos que reclaman soluciones a necesidades tan esenciales, como la falta de agua, o la terminación de hospitales y escuelas o reconstrucción de calles y carreteras”, expresó el licenciado Abinader.

Sin embargo, estimó que esa estrategia podría resultar contraproducente y peligrosa, ya que la paciencia de los pueblos tiene un límite y el Gobierno no debería seguir apretando la tuerca.

En opinión del economista y empresario, el Gobierno del presidente Medina está entrampado en el desastre creado por el desorden presupuestario que ha caracterizado su administración, donde no se toman en cuentan los más elementales criterios de planificación y racionalidad en la ejecución del gasto público.

Gobierno no prioriza inversión social

Luis Abinader resaltó que en los primeros cuatro meses del 2015, el Gobierno ejecutó 200 mil 654 millones de pesos, pero de esa cantidad solo destinó un 9 por ciento a inversiones o gastos de capital, mientras que al gasto corriente dedicó el 66% y un 25% a la amortización la deuda.

Indicó que en la ejecución presupuestaria del año 2014 se puso en evidencia el irrespeto del presidente Medina a la Ley General de Presupuesto, mostrando una marcada tendencia a relegar la inversión social para privilegiar el gasto no prioritario, como se desprende de un informe rendido al Congreso por la Cámara de Cuentas en el mes de abril de este año.

De acuerdo al licenciado Abinader, el citado informe indica que las ONG o entidades sin fines de lucro, tenían presupuestado 1,543 millones de pesos pero se le otorgaron 2,584 millones, violando totalmente la Ley de Presupuesto”.

“Sin embargo, no aparecieron los recursos necesarios para avanzar en la construcción de los acueductos de Higuey, Cotuí, Baní y Monte Plata, o para terminar los trabajos de rehabilitación de varios hospitales de Santiago, San Francisco de Macorís, Higuey, Monte Plata y San Pedro de Macorís”, apuntó el candidato presidencial del PRM.

También citó como ejemplo que mientras al Despacho de la Primera Dama, le otorgaron 238 millones de pesos, a las casas de acogidas para mujeres maltratadas solo le asignaron 11 millones de pesos, condenando al fracaso ese importante programa.

Comenta tu opinión

comentario...